ISMUR y la Obra Social ‘laCaixa’, juntas por la población mayor del medio rural

El proyecto comprende cinco líneas de actuación que comprenden la autonomía, la accesibilidad y la promoción del ocio inclusivo.

Aldea Real, Mozoncillo, Abades o Martín Miguel, localidades donde llegará el programa.

La iniciativa, originada y llevada a cabo por la Asociación ISMUR, se basa en la vuelta a los orígenes de lo que siempre ha sido “cotidiano y habitual” en las relaciones sociales de los habitantes del medio rural, y que en los últimos años está desapareciendo. “El fomento de valores como la convivencia, la cercanía, la generosidad y la buena voluntad entre las personas del medio rural, al objeto de recuperar y poner en práctica tradicionales actuaciones que nuestros mayores siempre han venido ejerciendo para con los demás: vigilancia, acompañamiento, cariño, cercanía, bondad,

Un momento de la rueda de prensa donde se presentó el programa. / ISMUR

Un momento de la rueda de prensa donde se presentó el programa. / ISMUR

escucha activa, preocupación por el otro, empatía por los demás como un reconocimiento y cumplimiento del deber con los vecinos y personas que nos rodean. Valores que son necesarios rescatar como herramientas para promover el acompañamiento de las personas como medida de prevención de la soledad, cubriendo sus necesidades emocionales, así como detectar, prevenir y atender la dependencia y/o discapacidad, fomentando una mayor autonomía en los beneficiarios del programa (personas mayores de 65 años, que vivan en el medio rural, preferentemente en situación de soledad, en municipios menores de 1000 habitantes, con bajos recursos económicos y que presenten riesgos de dependencia y/o carencias en la autonomía personal para realizar las actividades de la vida diaria”.

Las líneas de actuación, expuestas a continuación, se llevarán a cabo en entorno de la persona mayor, en los municipios de Aldea Real, Mozoncillo, Abades o Martín Miguel durante los meses de marzo, abril, mayo y junio de 2015.

1ª.-DIAGNÓSTICO. Análisis de necesidades y detección de situaciones de dependencia o riesgo de padecerla a través de diferentes test (cognitivos, de autonomía en las AVD´S o riesgo de caídas), encuentros, visitas, charlas, etc.

2ª.-LÍNEA PSICOMOTRIZ. Actividades de rehabilitación cognitiva, habilidades sociales, ayudas externas y movimiento. OCIO INTEGRADOR: A través de dinámicas se facilitará la participación, interacción y coordinación entre los usuarios para que los ejercicios se desarrollen con éxito

3º.-LÍNEA SOCIAL: FORO DEL MAYOR y ENCUENTRO LOCAL. Dirigidos a todos los mayores, familiares y voluntarios para que puedan conocerse, compartir experiencias, exponer necesidades, así como ser asesorados en aspectos de dependencia.

4ª.- LÍNEA EMOCIONAL: ACOMPAÑAMIENTO en el domicilio a través de una red de voluntariado basada en actividades para su comunidad (Llaves de locales, jardines, meriendas,etc.) que genere en los mayores compromisos de interacción, y creación de AULAS DE SABERES: Talleres intergeneracionales de saberes tradicionales de los mayores con la población infantil.

5ª.- EVALUACIÓN. Medición de indicadores de objetivos y SOSTENIBILIDAD: Figura del MEDIADOR DEL MAYOR como eje de sostenibilidad del proyecto.

Para Ismur, “Ante una sociedad actual, en la que las nuevas tecnologías se han apoderado de las relaciones sociales tradicionales, la inmediatez, el individualismo social, y que muchas de las actuaciones sociales públicas o privadas se fundamentan en la atención caritativa o benéfica de manera puntual, sin atajar los problemas y necesidades reales de la población mayor, la innovación del programa presentado por Ismur, se basa en la vuelta a los orígenes de lo que siempre ha sido cotidiano en las relaciones sociales de los habitantes del medio rural, y que en las últimas décadas está desapareciendo: el fomento de valores como la convivencia, la generosidad y la buena voluntad entre las personas del medio rural, al objeto de recuperar y poner en práctica tradicionales actuaciones que nuestros mayores siempre han venido ejerciendo para con los demás, vigilancia, acompañamiento, cariño, cercanía, bondad, escucha activa, preocupación por el otro, empatía por los demás como un reconocimiento y cumplimiento del deber con los vecinos y personas que nos rodean”.

El programa, que cuenta con un presupuesto total de 17.066,87 €, de los cuales La Caixa financia 12.800,00 € (75 %) e Ismur 4.266,87 € (25 %) se basa en los siguientes valores:

  • Autonomía y desarrollo psicosocial a través de la coordinación del conjunto de actuaciones, que aúnan la actividad motora y la cognitiva, poniendo en relación al individuo con lo que le rodea, mejorando las relaciones interpersonales, además de promover la salud, incrementar la confianza, integrar el esquema corporal, etc., aumentando la calidad de vida de estas personas. Por ello, se brindará apoyo psicosocial en su popio entorno familiar/hogar como en el relacional, al mayor y a sus familiares.
  • Accesibilidad universal: conociendo las necesidades específicas de los usuarios, se posibilitará la adaptación de las actividades a las mismas, incrementando su confianza, bienestar emocional, sintiéndose así, más optimistas, colaboradores, etc. y se esforzarán en mejorar, en la medida de sus posibilidades, sin necesidad de crear falsas expectativas.
  • Promoción del ocio inclusivo: todas las actuaciones se enfocarán como una forma de ocio, siendo una opción a la que pueden optar de forma libre, disfrutar y adquirir técnicas que les lleven a una mayor autonomía. Para ello, se facilitará que las actividades sean cooperativas y de apoyo mutuo entre los beneficiarios, posibilitando una continuidad y sostenibilidad en el tiempo mediante la participación de voluntarios y de personas de la localidad interesadas en ello. De esta forma, los destinatarios podrán participar en la planificación de su futuro, tomar decisiones y manifestar intereses.

También te podría gustar...