‘ATLI’, de Escuelas Campesinas de Segovia, se acerca a los niños del aula del Hospital General de Segovia

Hasta finales de año y durante dos horas a la semana, la planta de pediatría del Hospital General de Segovia ofrece talleres lúdicos para los niños y niñas ingresos en el complejo sanitario.

“Marco, nos toca el ventolín!…antes no quería venir y ahora no quiere irse”. Sagrario Pérez, la profesora del aula hospitalaria de Segovia es una de las coordinadoras del Servicio de Aula Hospitalaria y Atención Domiciliaria, ubicado en la planta de pediatría del Hospital General de Segovia, a través de la cual Escuelas Campesinas de Segovia inició el pasado mes de abril el programa ‘Animación del Tiempo Libre Infantil’, dirigido a atender las necesidades educativas de los niños durante los periodos de convalecencia más o menos largos.

La monitora Angélica Romano con los niños del aula del Hospital General de Segovia. / EECC Segovia

La monitora Angélica Romano con los niños del aula del Hospital General de Segovia. / EECC Segovia

El desarrollo del proyecto se desarrolla todos los jueves en horario de 11:30 a 13:30 del mediodía en la planta de pediatría hasta finales de año, y consiste en la realización de diversos talleres y actividades de carácter lúdico y de ocio como apoyo a la labor educativa del aula hospitalaria, favoreciendo que su estancia sea lo más agradable y apoyando la atención integral del niño enfermo que se viene realizando desde el Hospital General de Segovia en coordinación con el personal sanitario.

La filosofía del programa, que Escuelas Campesinas de Segovia viene desarrollando desde el año 1993 en nuestra provincia, consiste en trabajar con niños y niñas de las zonas rurales, a través de la realización de una serie de talleres donde se trabajarán diferentes áreas (cultural, social, medioambiental, sanitaria y recreativa) que ayuden a conformar su desarrollo como personas y sean complementarias a la educación reglada, incrementando su participación social, en esta ocasión, adaptado al aula hospitalaria, al que asisten una media de 8 niñas y niños, mayoritariamente alumnos de educación primaria, de diferentes localidades como Segovia, San Cristóbal, El Espinar, San Rafael, Nava de la Asunción, Pedraza, Ochando o Cantimpalos, de diferentes especialidades como pediatría general, neumología, otorrino, alergología, traumatología y cirugía, así como casos menos comunes que requieren de un tratamiento específico.

 

El Aula Hospitalaria tiene una media de ocho niñas/os. / EECC Segovia

El Aula Hospitalaria tiene una media de ocho niñas/os. / EECC Segovia

Para el apoyo a esta unidad, Escuelas Campesinas ha contado con Angélica Romano, a los que los niños ya conocen por “Kika” y que trabaja en coordinación con Sagrario Pérez, “tratamos de hacer más fácil la hospitalización en el centro y más agradable su estancia, reduciendo así el impacto que supone una estancia hospitalaria para los niños y favoreciendo su integración socio-afectiva, evitando que se produzcan procesos de aislamiento, a través de su participación en las actividades e interacción con el resto de niños que se encuentran en situaciones similares, bien en el aula o en su habitación si no pueden acudir”.

La actividad, que se desarrollará hasta finales de año, está financiada por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad dentro de la convocatoria IRPF 2013 y cuenta con la colaboración de la ONG Colectivos de Acción Solidaria y las Direcciones Autonómicas de Educación y Sanidad.

También te podría gustar...